Martes, 2 de Marzo de 2021
Resistencia - Chaco - Argentina
Educación
Lunes, 22 de febrero de 2021
¿Cómo se aplica la Ley de Educación Sexual Integral en Chaco?
Distintas áreas del Gobierno del Chaco conformaron una mesa interministerial para avanzar en la implementación efectiva de la Educación Sexual Integral. (Nota publicada en NEA HOY)

El Gobierno del Chaco creó una mesa interministerial para avanzar en una efectiva aplicación de la Ley Nacional de Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas y espacios de formación que posee el Estado. La ESI es ley en Argentina desde 2006 y en Chaco se aplica desde 2008.

El objetivo principal es que la ESI se aplique de manera transversal en la currícula de contenidos educativos de todas las escuelas de la provincia. Así, se cumple con unas de las metas que se propuso esta nueva gestión de Gobierno que es garantizar los derechos a una Educación Sexual Integral de los niños y niñas.

En la primera semana de enero, la Vicegobernadora del Chaco, Analía Rach Quiroga, encabezó un encuentro con representantes de los ministerios de Educación, Salud, Desarrollo Social y Derechos Humanos que tienen a su cargo programas que difunden los contenidos de la ESI.

Programas provinciales

En la provincia existen varios programas que se dedican a llevar la ESI a las escuelas, los barrios y las familias. Uno de ellos es ESI va al Barrio, de la Subsecretaría de Juventud de la provincia que trabaja a través de promotores comunitarios que llevan información sobre la ESI casa por casa.

El programa comenzó en septiembre de 2020 con capacitaciones virtuales a los promotores, cuyo rol es garantizar el acceso a la ESI en distintos puntos del Chaco. Gracias a esas capacitaciones hoy la provincia tiene una red de promotores y promotoras territoriales que difunden los derechos sexuales reproductivos y no reproductivos de adolescentes y adultos jóvenes.

ESI va al Barrio realiza charlas en centros comunitarios, visita a las familias, y lleva material para los jóvenes sobre derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos. También, a través de los promotores territoriales realiza consultorías y testeos de VIH, así como detección de embarazos no deseados en adolescentes y su abordaje integral.

Por otro lado, desde hace más de 5 años, en Chaco se creó el equipo del Plan Embarazo No Intencional Adolescente (ENIA) conformado por técnicos y docentes que se capacitaron en ESI. El plan se financia con fondos nacionales ya que, forma parte de una línea de acción política del Gobierno nacional; y con fondos provinciales a través de los ministerios de Educación, Salud y Desarrollo Social.

El equipo del Plan ENIA realiza un trabajo conjunto conjunto para garantizar los derechos de los y las adolescentes específicamente al acceso gratuito de métodos anticonceptivos, la ESI y brinda asesorías salud sexual y reproductiva, así como también realiza actividades de promoción comunitarias.

"Entendemos que el embarazo de niñas y jóvenes es una problemática social que los atraviesa, y que están en riesgo. Hasta 2019 solamente se trabajó en Resistencia, El Impenetrable y el sudoeste chaqueño, donde se registraron números urgentes ahora vamos a extenderlo a todas las localidades”, aseguró Nadia Pietrobelli, directora de Salud Educativa.

La ESI como política pública

La Ley de Educación Sexual Integral rige en Argentina desde el 2006. En su artículo 1 establece: “Todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional y provincial. A los efectos de esta ley, entiéndase como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos”.

Desde su aprobación en el Congreso la ESI también tuvo una resistencia por parte de sectores más conservadores del país. Lo que implicó que muchas escuelas aún no la apliquen de manera efectiva en los contenidos propuestos por el Ministerio de Educación de la Nación para docentes y estudiantes de todos los niveles y modalidades.

Pero la realidad nacional muestra que la ESI es necesaria para prevenir situaciones de violencia de género, evitar embarazos adolescentes, promover el respeto por las disidencias sexuales y detectar casos de abuso sexual contra la infancia. En las pruebas Aprender del año 2016, más del 75% de estudiantes requirieron la enseñanza de la ESI y de género.

Según una investigación de la ONG Chicas Poderosas, en Argentina en 2018 la tasa de fecundidad fue de 1,4 nacidos vivos por cada mil niñas y adolescentes menores de 15 años y 49,2 por cada mil adolescentes menores de 19 años. Mientras que en Chaco, en 2019, la tasa de fecundidad fue de 3,6 nacidos vivos por cada mil niñas y adolescentes menores de 15 años y de 70,7 por cada mil menores de 19 años.

Esas cifras evidencian la importancia de que la ESI sea una política pública que difunda derechos sexuales y reproductivos y garantice que los niños, niñas y adolescentes accedan a una educación que les permita desarrollarse libremente en su vida.







 
 
 
 

redaccion@eschaco.com | direccion@eschaco.com
0362 - 15413281 / 0362 - 154647631
Copyright ©2013 | www.EsChaco.com
Todos los derechos reservados.