Jueves, 24 de Septiembre de 2020
Resistencia - Chaco - Argentina
La pandemia afectó sus economías
Miércoles, 09 de septiembre de 2020
Situación de los bares en Resistencia: Recuperar lo perdido va a llevar muchísimo tiempo
Desde que se decretó el aislamiento obligatorio, los bares de Resistencia permanecieron 145 días con sus puertas cerradas.


El sector gastronómico de Resistencia posee un gran circuito de bares que brinda 4 mil empleos directos y otros 4 mil indirectos. También es uno de los rubros más afectados por la pandemia COVID-19.

El 17 de marzo, cuando se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, debieron cerrar sus puertas y muchos de ellos aún no abrieron su atención al público a pesar de que lo tienen permitido desde el 8 de agosto.

La atención al público estuvo restringida por 145 días en ese contexto, según la Asociación de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines del Chaco, "la facturación bajó entre un 60% y un 70% desde entonces".



Claudio Fernández, propietario del bar Macedonio de Resistencia cuenta a EsChaco que "la pandemia afectó terriblemente porque nuestro bar ofrece un espacio de encuentro donde necesariamente la gente tiene que asistir" y hasta el momento no contaban con el sistema de delivery puerta a puerta.

Macedonio, es reconocido por sus muestras de arte, bibliotecas y eventos culturales musicales, de poesía y encuentro de artistas. "También nuestra gastronomía es particular porque tenemos recetas propias con alimentos regionales, es un lugar de encuentro", relata Claudio.

La irrupción de la pandemia impactó de forma muy negativa en el bar que tenía una agenda repleta de actividades hasta mayo incluso. Lo que debió suspenderse.

Delyvery vs los principios

Para Claudio y los trabajadores de Macedonio, el delivery va en contra de los principios que tiene el bar que "es un lugar de encuentro cultural y respeto a los trabajadores".

"Tuvimos que caer en PedidosYa y lanzarnos a las aplicaciones de celulares casi por obligación porque sino perdíamos clientes", recuerda el dueño de Macedonio.



Se sabe que, la mayoría de las empresas deliverys como PedidosYa, precarizan a los trabajadores y ofrecen contratos que perjudican a los pequeños empresarios gastronómicos.

"PedidosYa realmente hicieron un uso abusivo de sus servicios justamente a raíz de la pandemia, pero era necesario para subsistir" agrega.

Cambiar cuesta

"Tuvimos que aggiornarnos al sistema de venta por redes sociales y delivery, algo que jamás tuvimos en mente hacer. Para poder sostener el trabajo de todos los que hacen Macedonio, tuvimos que hacerlo", relata Claudio.

El cambio drástico costó no solo en términos de organización sino también en otros gastos tales como los insumos que se requiere para realizar envíos de comida.

La reapertura

El 8 de agosto, la mayoría de los bares de Resistencia abrieron la atención al público con modalidad presencial y bajo protocolos sanitarios estrictos de acuerdo al Plan de Desescalada del Gobierno provincial.

Para Macedonio, abrir las puertas no significó una solución a la crisis económica que afrontan pero si un alivio. "Recuperar lo perdido va a llevar muchísimo tiempo, la cuarentena sigue vigente pero abrir el espacio nos permite poder continuar con nuestras actividades culturales que nos caracterizan".



El bar, por su parte, recibió un subsidio por parte del Instituto de Cultura en el marco de la Ley de Mecenazgo para llevar adelante eventos virtuales. "Si bien no redunda en movimiento de gente pero nos ayuda a mantener el espacio activo durante la cuarentena", cuenta Claudio.

Si bien el bar permanece abierto, continúan con el delivery porque el número de clientes no alcanza a cubrir los gastos que supone un comercio gastronómico.

En esa situación se encuentran casi la totalidad de los bares de Resistencia ante el contexto de pandemia que todavía golpea a la provincia y, principalmente, a la ciudad.

Fotos de Jorge Tello



 
 
 
 

redaccion@eschaco.com | direccion@eschaco.com
0362 - 15413281 / 0362 - 154647631
Copyright ©2013 | www.EsChaco.com
Todos los derechos reservados.