Miércoles, 5 de Agosto de 2020
Resistencia - Chaco - Argentina
Por Delfo Rodríguez para la Revista CIMA
Viernes, 20 de diciembre de 2019
Roly Ruíz: Atrapado en el set, suelto en la vida
Su vida es una película en la que están involucrados muchos pasajes de su existencia, una mirada crítica sobre la sociedad y los pueblos originarios. Su virtud es la capacidad de mostrar lo que observa, desde un concepto muy claro.

Roly Ruiz nació en Resistencia, en uno de los barrios obreros que se construyeron en la década del 50, en el siglo pasado, Villa Los Lirios. Es muy recordado y nombrado porque lo caracterizaba la zona fabril a la que muchos correntinos llegaban en búsqueda de un puesto laboral. En ese clima popular chaqueño-correntino se crió, vivió su etapa más tierna, la niñez, y es donde sigue radicado. Alguien cercano a su famiia Pablo Silva, poeta, se constituye en él un motivo de orgullo y de gratitud por haber recibido como herencia un puñado de letras convertidas en poesía, y ello fue determinante en su camino cinéfilo.

̓Villa Los Lirios̓, es uno de los poemas del abuelo escritor al que Ernesto Montiel le puso música y lo hizo canción. “Nuestro barrio era la casa grande habitada por una gran familia que formaban todos los vecinos y, por ende, nosotros, los niños de ese tiempo que nos considerábamos como primos más que amigos. Un momento trascendente en el año era cuando se aproximaba el fin de año y todos estábamos expectantes porque llegaría el momento de la gran reunión anual para despedir el año. El lugar elegido para el acontecimiento era la escuela, el punto geográfico común a todos. Era a la canasta y cada grupo familiar llevaba algo y todo se compartía.”

“De esa época han quedado grabados en mí momentos muy especiales. Eran tiempos de espera, mezcla de ansiedad y expectativas, que transformaría en la alegría de compartir un espacio común lleno de vivencias trascendentales para nuestras vidas. El inicio de la espera se producía con la llegada del calor, el clásico indicativo de que se acerca el final de año y comienza el otro en plena estación estival.”

El paisaje barrial con todo su contenido marcó fuertemente a Roly, donde ese festejo por el año que se va y el que viene era la fiesta, cargada de mucha emotividad y afecto, donde el protagonismo cobraba fuerza en cada latido conducente a un estado de ánimo ideal, el de la alegría incontenible, “era maravilloso ver bailar a mis abuelos, a mis padres y muchos vecinos y todos disfrutaban cada momento a lo largo de la noche”, cuenta Roly.

“Con la llegada de la adolescencia algo cambió, pasé de la fascinación de mi niñez al descubrimiento lógico de otro mundo, la escuela secundaria, que quedaba en el centro y me hacía salir de ese mundo primario de mi existencia hacia aquel donde había otros protagonistas. Conocí compañeros de otros puntos urbanos pero mis amigos eran los del barrio. También fue el momento en que la música se apoderó de mí,
ella me fue llevando hasta cautivarme definitivamente. Era buen alumno en la secundaria, pero no me gustaba ir a la escuela, me sentía cautivo, para mí el día comenzaba cuando salía del colegio y comenzaba a respirar ese aire libertario. La esencia de Los Lirios era el trabajo, pero, el arte ocupaba un lugar importante, especialmente en mi casa dónde mi padre tocaba la guitarra y daba rienda suelta a su gusto por el rock nacional.”

El joven de Villa Los Lirios fue creciendo y a su vez descubriendo facetas sociales que no tenía en cuenta, no por ignorancia sino por el hecho de que poco se hablaba de ello. Así fue que supo de la existencia de la izquierda y la derecha, políticamente hablando, pasando por el centro. También hizo conciente que hubo una dictadura que afectó al país, gracias a un profesor que se lo mostró por medio del cine y a una profesora de literatura que, no solo le enseñó la importancia de las letras sino, básicamente, la del pensamiento. “Ella nos hizo ver ‘La noche de los lápices‘, una historia muy conmovedora, pero, a su vez muy concientizadora”, relata Roly.

Hasta aquí el camino recorrido por Roly parecía normal, fue adquiriendo conocimientos no tan propios de la edad a partir de su curiosidad intelectual. Estudiaba, pero ello solo le alcanzaba para cursar lo que había comenzado sin mucha convicción, era evidente que película tras película se despertaba en su interior el duende dormido que movilizaba ese mundo mágico que es el cine. En ese trayecto, otro de sus profesores propuso ver, porque consideraba conveniente para su cátedra, Hombre mirando al sudeste, de Eliseo Subiela, y ahí no le quedaron dudas a Roly que su vocación pasaba por el cine. A partir de ese momento, él empezó a transitar el camino correcto.

“Siempre me gustó la fotografía, también incursioné en el teatro como actor y, entre bambalinas, como asistente, dos actividades ligadas al cine. En el 2008 realicé mi primera película, un corto de 10 minutos donde participaron actores y tuvo un guión específico. Hoy ya estoy más organizado yme gusta conjugar la realidad con la ficción, es un tema que me gusta mucho.”

“Siempre fui autodidacta, aunque terminé mi carrera como Sociólogo, como la mayoría de mis colegas. Hace muy poco tiempo que se creó la carrera y ahora existe la posibilidad de formarse en el ámbito académico. Yo me hice mirando y observando mucho, mezclándome con otros realizadores, hasta que en el 2011 escribí mi primer guión y me inscribí en un concurso organizado por el INCAA donde quedé seleccionado. Ese fue el hito que terminó de confirmar que mi paso por la vida se componía de cine y más cine.”


LA FICCIÓN

“En los últimos tres años hice mucha ficción, un formato que me atrae y que en nuestra provincia está en sus comienzos. He trabajado mucho en el audiovisual documental, pero actualmente estoy experimentando con la ficción, algo que genera mucho flujo de trabajo y nos brinda la posibilidad de innovar y que el cine regional crezca.”

“En el 2017 presentamos un proyecto al INCAA para hacer ficción, que se llama ̓Pez Gordo̓, vinculado más al entretenimiento, y lo estrenamos en mayo. Es una serie compuesta de 11 capítulos donde todos los participantes son chaqueños o de la región, lo cual lo constituye en un trabajo Made in Chaco o Made in NEA, para darle una impronta más regional.”


EL FENÓMENO NETFLIX / YOUTUBE

“Estas plataformas lo que nos permiten es mostrarnos, sobre todo a los realizadores independientes, con una gran llegada a distintos púbicos en cualquier lugar del planeta. Eso es una ventaja, nos ha abierto puertas, como participar en el Festival de San Pablo, donde obtuvimos el premio a la Mejor Dirección y por lo cual volveremos a participar, esta vez en el de Río de Janeiro.”

Roly pasó por varios estados emocionales, a través de vivencias muy ricas que fueron transformando al chico de barrio, sencillo y sin muchas contradicciones, en un cineasta. Hoy es el fiel reflejo del hombre reflexivo, pensante, con las ideas claras y con la capacidad innata de aggiornarse, como un hecho natural y humano que solo aquellos que tienen sueños y los alimentan pueden lograr. Su trabajo tiene la impronta de aquel que supo escuchar, asimilar las ideas, leer mucho y dejar que la música vaya transformando su interior. Sus ficciones tienen mucho que ver con eso, pero también mucha realidad. Una ecuación simple que alcanza para provocar en el espectador la emoción y la expectativa por lo que se viene.

Fotos Jorge Tello





 
 
 
 

redaccion@eschaco.com | direccion@eschaco.com
0362 - 15413281 / 0362 - 154647631
Copyright ©2013 | www.EsChaco.com
Todos los derechos reservados.