Martes, 22 de Octubre de 2019
Resistencia - Chaco - Argentina
CRISIS
Miércoles, 09 de octubre de 2019
La deuda interna más severa: la falta de trabajo decente
El trabajo decente es el mejor modelo de relación laboral que propicia un trabajo en calidades y cantidades apropiadas, dignas y justas (OIT), permite emerger de grandes crisis y este lunes 07 de octubre se celebra en todo el mundo el “Día de Acción Mundial por el Trabajo Decente”, jornada que en la Argentina pasa desapercibida, excepto los numerosos encuentros realizados por la CGT local, generando de ese modo que nuestra Nación y Provincia, queden nuevamente aislada del mundo

En muchos países latinoamericanos como: Uruguay, Colombia y Perú, el TRABAJO DECENTE es una realidad mientras que en ARGENTINA, es apenas una temática de académicos, y ajena del habitual chip electoral que caracteriza a los líderes políticos partidarios, cuya visión de país es muy acotada y que se resume solo a debatir los problemas que genera la propia política partidaria en lugar de resolver las demandas de la gente.

Esta actitud es el principal motivo por el cual aún persisten en nuestro país pobreza, indigencia, exclusión y desigualdad, entre otras cosas.

La Argentina adoptó mediante la ley 25.877 la obligación por parte del Estado, en garantizar un trabajo decente para todos, esa meta, lejos de fortalecerse tiende a desaparecer, en virtud que tantos los Estados como empleadores, al igual que el sector privado, ofrecen en su acotada propuesta de trabajo, tipos de empleos de pésima calidad, precarizados y en mucho de los casos violatorios de los derechos humanos.

El principal evasor del trabajo decente es el Estado, lo que produce una situación de anomia generalizada, derivando en el peor ejemplo a imitar por parte de los empleadores privados.

PROPUESTA

Dado que la agenda del trabajo decente, parece resultar inadvertida por los gobiernos, será una misión central de los gremios, en todos sus segmentos, instalar como agenda sindical e institucional al trabajo decente como la herramienta más idónea para salir de la crisis. Toda vez que seguir esperando de la política partidaria o institucional la iniciativa, devendrá en por lo menos un acto de ingenuidad.

Debemos pasar de un país de especulación a una Nación de desarrollo, bajo el signo del trabajo decente como principal modelo de relación laboral y como una vía de escape a la pobreza estructural y escandalosa que nos agobia.

Las personas que trabajamos y habitamos suelo Argentino nos merecemos al trabajo decente como política de Estado, modelo de trabajo humanista que proteja a la familia, para de este modo consolidar la paz social y el bienestar general.

(*) Abogado especialista en Derecho del Trabajo, Docente, Conferencista, Escritor y Asesor de Empresas y Sindicatos.

Por Sebastián Alexis Ferreyra Negri



 
 
 
 

redaccion@eschaco.com | direccion@eschaco.com
0362 - 15413281 / 0362 - 154647631
Copyright ©2013 | www.EsChaco.com
Todos los derechos reservados.