Jueves, 18 de Julio de 2019
Resistencia - Chaco - Argentina
Alejandra Stamateas
Lunes, 24 de junio de 2019
¿Qué significa ser una mujer niña?
A pesar de que nuestra sociedad está cambiando, que hombres y mujeres estamos a la par, muchas mujeres siguen reaccionando como si fueran niñas. Observemos algunas de las características de esta forma de manejarnos y de la manera en que podemos romper con este modelo que muchas veces nos transmitieron desde muy pequeñas y no nos permite sentirnos plenas.


Una de estas características es que hacen todo lo necesario para pasar inadvertidas. No molestan, no opinan. Cuando están con alguien esperan que el otro les diga cuándo sentarse, cuándo irse y hasta qué vestimenta usar. Por ejemplo, suelen consultar: “¿Te parece que use tal vestido para ir a la fiesta? ¿Y qué hago, qué digo?”.

Es esa mujer a la que le preguntas: “¿Qué quieres comer, qué te gusta?” y te responde: “No sé, lo que sea”. Entonces, el otro siempre va a elegir por ella. Le cuesta definir porque no puede identificar cuál es su gusto. Además, tiene dificultades para decir “no” y para defender su espacio propio. Son mujeres que dicen que “sí” a todo.

Ante los demás suelen decir frases tales como: “No entiendo de números”, “No sé poner límites”, “A mí me cuesta mucho hablar en público”, “No sé hacer esto”. Lo primero que dice de ella misma es todo lo negativo que tiene. Asimismo, enfatiza todo lo que no le gusta de ella. Por ejemplo, “Sí, cocino muy bien, pero estoy tan excedida de peso”. Cuando alguien le dice algo bueno, responde con aquello negativo que considera que tiene. Es una mujer a la que le cuesta aceptar un halago.

Otras mujeres esperan que sus familias les festejen su cumpleaños, que se acuerden de comprarles flores o un regalo, y así es como dependemos de los otros, sin darnos cuenta que al esperar de los demás lo que queremos, seguimos siendo niñas…

Ahora bien, ¿cómo romper con este modelo?

Siempre que nos relacionemos y sintamos que estamos hablando con alguien desde abajo, seguiremos estando en el rol de una mujer niña. Cambiemos de lugar inmediatamente. Sentémonos y comencemos hablar de igual a igual. Aceptarse es conocer mis puntos débiles y mis puntos fuertes, aceptarnos es reconocernos cómo somos, con nuestras vivencias y emociones. Todo lo que tengo es mío.

Si sos feliz es tu responsabilidad, si no lo sos también. No le corresponde al otro decidir por vos. El mundo no tiene que hacernos felices. Hay personas que creen que el mundo está obligado a darles felicidad: “Y a mí, ¿cuándo se me va a dar en esta vida?”

Sé feliz porque el potencial, la capacidad, la alegría y el gozo están dentro tuyo para que seas feliz, no pierdas ni un minuto más preocupándote por las cosas sin importancia. Caminá hacia todo aquello que te hace sentir una mujer plena.




 
 
 
 

redaccion@eschaco.com | direccion@eschaco.com
0362 - 15413281 / 0362 - 154647631
Copyright ©2013 | www.EsChaco.com
Todos los derechos reservados.