Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Resistencia - Chaco - Argentina
Alejandra Stamateas
Viernes, 09 de marzo de 2018
No me gusto, ¿cómo hago para mejorar?
¿Alguna vez te miraste al espejo y no te gustaste? Las mujeres tenemos muchas cualidades, pero hay una que nos caracteriza: la inconformidad. Cuando no estamos satisfechas con algo, lo cambiamos todas las veces que sea necesario hasta que quede como nos gusta.

Si no te gustás y te estás preguntando cómo podés mejorar, lo primero que necesitás es aprender a usar tu insatisfacción para vos misma. Porque si bien es muy fácil usarla para lo que nos desagrada del afuera, no es tan sencillo cuando lo que no nos gusta y queremos cambiar está en nosotras. El mundo—la cultura, los medios de comunicación, la familia, los vecinos, los amigos, el jefe— se maneja con ciertos parámetros. Lo que nosotras tenemos que aprender a modificar de acuerdo a nuestra insatisfacción son los parámetros que no nos permiten avanzar. Debemos estar inconformes con los parámetros que nos hacen la vida imposible. Veamos tres de estos parámetros:
• Belleza = delgadez
Este esquema de pensamiento trae dolor, tristeza y angustia a muchas mujeres, porque como no son capaces de gustarse a ellas mismas, piensan que no le van a gustar a nadie. Así, comienza a generarse la fobia social, dejan de ir a eventos y se quedan la mayor parte del tiempo en la casa.
• Inteligencia = estudio
La formación es maravillosa, aprender es un placer, pero no te hace inteligente. Estudiás por placer, porque te gusta esa carrera, pero no estudiás para aumentar la estima u obtener un título. Si necesitás el título para poder decir: “¿Ven?, ¡lo logré!”, es que aun necesitarás trabajar con tu estima.
• Exigencia física = salud
Necesitamos romper con este paradigma de creer que si nos exigimos físicamente o nos hacemos operaciones y tratamientos vamos a ser personas saludables. El criterio de salud no lo determina una amiga, las revistas o la televisión: el criterio de salud lo determina el médico de cabecera, el que te conoce y sabe qué podés hacer y qué no.
Querida mujer, la belleza es un proceso de toda la vida. Nadie nace sabiendo a reírse de todo: poco a poco, con el transcurso de los años vamos aprendiendo a que ciertas cosas no nos importen. Sentite insatisfecha con los parámetros que la cultura te enseñó, porque te lastiman, te angustian, te atrapan, te dejan en soledad, te mienten diciendo que por tu cuerpo no vas a conseguir pareja, que como no estudiaste nunca vas a ser una persona exitosa. Antes de cambiar cualquier cosa de tu cuerpo, cambiá la manera de pensar, cambiá tu mente, tu mirada con respecto a tu persona. Primero tenés que cambiar la manera de verte y la manera de pensar para que después haya cambios en otros sentidos. Recordá que los cambios no se hacen desde el odio sino desde el amor. No cambies algo de vos porque te odiás, cámbialo porque te amás.



 
 
 
 

redaccion@eschaco.com | direccion@eschaco.com
0362 - 15413281 / 0362 - 154647631
Copyright ©2013 | www.EsChaco.com
Todos los derechos reservados.