Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Resistencia - Chaco - Argentina
El domingo, los ecuatorianos rechazaron la reelección indefinida
Martes, 06 de febrero de 2018
Rafael Correa declaró en una causa por corrupción tras su derrota en Ecuador
Luego de haber sufrido el domingo su primera derrota electoral en la consulta popular sobre la reelección indefinida, el ex presidente Rafael Correa debió declarar ayer ante la justicia en una causa por corrupción. Esos serán los próximos movimientos para quien fuera el hombre más poderoso de Ecuador antes de regresar a Bélgica, el país de origen de su esposa y donde se radicó tras dejar el poder en 2017.


El domingo, los ecuatorianos votaron con alto presentismo (75%) siete preguntas incluidas en la consulta sobre varios temas, entre ellos, además de la reelección indefinida, la plusvalía inmobiliaria, cambios de funcionarios en órganos de control fiscal, delitos sexuales contra infantes y la explotación minera. El 64% votó contra la posibilidad de la reelección indefinida, con lo que la población cerró la puerta a un eventual regreso de Correa al poder en 2021 y, de paso, enterró algunas de las reformas promovidas por el ex mandatario de 54 años durante su mandato.

Con el recuerdo fresco de la derrota del domingo, Correa rindió testimonio ante la Fiscalía, en Guayaquil, sobre un presunto perjuicio al Estado en la venta de petróleo a China y Tailandia bajo su gobierno. De momento, no enfrenta cargos en el marco de una indagación previa.


El ex gobernante, que en diez años en el poder (2007-2017) superó con éxito 14 desafíos electorales, acusa al gobierno de su sucesor Lenín Moreno de buscar su proscripción. “En Ecuador se está judicializando la política, como hicieron con Dilma, con Lula, con Cristina. Ahí vemos a Jorge Glass (aliado de Correa y ex vicepresidente de Ecuador preso por el caso Odebrecht) y vienen por mí”, declaró Correa el domingo a la prensa local.

El politólogo Simón Pachano aseguró a la AFP que la aprobación en el referéndum, con 74% de los votos, de la pregunta sobre corrupción “significa la muerte civil, y eso le puede excluir (a Correa) de toda la política si tiene una condena, como parece que puede ocurrir”.

Antes de regresar a Bélgica, Correa se defenderá ante las sospechas que rondan el manejo de su gestión de las ventas anticipadas de petróleo. Una estrategia que le permitió al Estado recibir miles de millones de dólares a cambio de la posterior entrega de crudo, principalmente a China, que se convirtió en el mayor prestamista del país.


“Yo no tengo nada que ver porque yo autorizaba nada más hasta el 2010 las preventas petroleras, pero no es que me encargaba de cuánto cuesta el flete, el seguro, el descuento y tonterías así”, señaló Correa.

Indicó que apenas autorizó en 2010 una venta anticipada por US$1.000 millones a China. Sin embargo, el periodista y político Fernando Villavicencio denunció que hubo presuntas irregularidades que dejaron pérdidas de US$2.200 al Estado.

Ayer, el presidente del Congreso, José Serrano, anunció que se iniciaría el proceso para crear una comisión especial en el Parlamento a fin de implementar los cambios necesarios derivados de los resultados de la consulta popular y el referéndum del domingo. En su perfil de Twitter, Serrano escribió que se solicitará al Consejo de Administración Legislativa la formación de la “Comisión Especializada Ocasional para tratar los temas de la Consulta Popular”. También impulsará una reunión con los jefes de la bancada del Congreso para determinar quiénes integrarán dicha comisión.

Para el analista Santiago Basabe, Correa está “lesionado” políticamente, pero aún “no hay que perderle de vista” porque mantiene un espacio “trascendente” entre el electorado. Correa formó parte de la ola de movimientos autoidentificados con ideas de izquierdas que sacudió a América Latina en la última década. De la mano del fallecido Hugo Chávez, encabezó un gobierno de arraigo popular que reformó el Estado, generó infraestructuras en el país, mejoró la distribución del ingreso e introdujo cambios en la educación. Pero, al mismo tiempo, impidió críticas a su gestión, castigó a la prensa y generó una división social como nunca había visto Ecuador. Hasta hace menos de un año nadie creería que su derrota podría venir de la mano del que fuera su vice y ahora principal adversario: el presidente Lenín Moreno, promotor de la consulta que enterró buena parte del legado correísta.

Fuente: Agencias.



 
 
 
 

redaccion@eschaco.com | direccion@eschaco.com
0362 - 15413281 / 0362 - 154647631
Copyright ©2013 | www.EsChaco.com
Todos los derechos reservados.