Domingo, 5 de Julio de 2020
Resistencia - Chaco - Argentina
DIÁLOGO DE GASTÓN BLANQUET CON AGENCIA FOCO
Martes, 30 de junio de 2020
Secheep ya no figura entre las mayores deudoras de Cammesa y avanza hacia un equilibrio financiero
La distribuidora chaqueña pagó a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico el total del consumo correspondiente a abril de 2020, que venció este mes, por más de $549 millones. El presidente de la compañía destaca los esfuerzos y también las inversiones para el mantenimiento y mejoras en la infraestructura

Los porcentajes de deuda que acumulan las distintas distribuidoras del país con Cammesa.

La provincia del Chaco es una de las definidas zonas críticas del país con más cantidad de días de aislamiento obligatorio para contener el avance del coronavirus. En ese contexto epidemiológico y económico adverso, y con grandes restricciones en materia de recursos, la empresa provincial de energía Secheep abonó este mes una factura de $549.669.814 a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). El período cancelado es abril, con vencimiento en junio.

Un informe con datos oficiales publicado por EconoJournal da cuenta del podio de las principales deudoras de la compañía mayorista, lugar que la empresa chaqueña supo encabezar en 2019 y que abandonó en los últimos meses. Así, con respecto al total de la deuda de las distribuidoras de todo el país con Cammesa (casi $100.000 millones), Secheep sólo representa el 5,8%.

“Pagamos el total del consumo de la factura de abril, en un escenario totalmente adverso, donde las deudas de todas las distribuidoras del país con Cammesa llegaron a $97.801 millones, un 140% que a principios del año”, resaltó Gastón Blanquet, presidente de Secheep, en diálogo con Agencia FOCO.

En ese orden, subrayó que “Chaco es una de las provincias más afectadas por la COVID-19, pese a lo cual se ubica en el puesto siete de 18 distribuidoras del país con deudas, con el 5,8% del total de la deuda”.



Del primero al séptimo lugar

Gastón Blanquet, presidente de Secheep.

“El año pasado, Secheep era la mayor deudora. Hoy, de todas las compañías más importantes del país, estamos entre las que menos deben”, indicó el funcionario, quien a la vez marcó el contexto de caída de la cobrabilidad por el impacto económico de la pandemia, sobre todo en abril con el cierre de bancos.

“Pasamos de liderar el podio de deudores a ocupar uno de los lugares de menor deuda”, enfatizó Blanquet. Ese podio hoy está integrado por las dos grandes distribuidoras del AMBA, que deben un 18,6% de la deuda consolidada de Cammesa, EPE de Santa Fe con un 11% y Chubut con un 10%.

“Fuimos uno de los pocos agentes del mercado que pagamos el 100% de consumo de abril. Eso significa que, si bien la empresa arrastra una deuda millonaria, en un escenario económico adverso y sin poder modificar la tarifa desde 2017, muestra indicios y una proyección para lograr el equilibrio económico y financiero trazado por el gobernador Jorge Capitanich”, sostuvo el titular de Secheep.

Renegociación de intereses
El monto abonado por Sechee de $549.669.814 representa el 75% de una deuda total de $734.363.569. “Ese total incluye los intereses acumulados, que no estamos pagando porque estamos renegociando la deuda”, expuso Blanquet.

Así, resaltó que “es una suma abismal” la deuda de intereses acumulados a una tasa del orden del 60%. “No estamos de acuerdo en cumplir esas reglas del mercado impuestas por la política energética del gobierno nacional anterior”, indicó.

Herramientas para recuperar cobrabilidad
“Hemos caído en la cobrabilidad (de facturas a clientes), pero tomamos decisiones para reconfigurar nuestro modelo de cobranzas a través de un paquete de medios de pago que no existía hace tres meses”, trazó Blanquet.

Mencionó así la reconversión de las bocas de pago tradicionales, que migraron hacía las nuevas herramientas digitales y virtuales como el call center a través del cual se pueden abonar facturas, Mercado de Pago y Pago Mis Cuentas, la Red Link y la red Banelco.

Esas opciones se sumaron a las ya existentes como Lotipago (la que concentra el mayor porcentaje en cuanto a cobros), cajas municipales y las sedes de la empresa en la provincia. “Fue una de las medidas para que la gente no salga de sus casas y para que la empresa pueda mantener la cobrabilidad”, indicó.
U$S 2,5 millones invertidos

Por otra parte, pese a ese contexto adverso, el titular de Secheep destacó las inversiones. “En los primeros seis meses del año se realizaron inversiones por más de 2,5 millones de dólares en activos, es decir, transformadores de media y alta tensión”, reveló.

De esta manera destacó la incorporación de equipamientos con vistas a mejorar las prestaciones hacia el próximo verano. “Son inversiones con recursos propios. Lo que habíamos proyectado en compra de transformadores hasta octubre, ya lo cubrimos todo este mes. Estamos ampliando el plan de inversiones en operación y mantenimiento de la infraestructura de la infraestructura eléctrica”, explicó.

Casi $100.000 millones de deudas acumuladas

La evolución del índice de cobranzas mensuales de Cammesa con respecto a las deudas de distribuidoras provinciales.

La deuda de las distribuidoras eléctricas con Cammesa trepa a 97.801 millones de pesos (unos 1300 millones de dólares al tipo de cambio oficial), un 140% más que a comienzos de año, según el informe de cobranzas publicado por el portal EconoJournal.

El congelamiento tarifario y la caída de la cobrabilidad que provocó la pandemia impactaron de lleno en la caja de las empresas. El índice de cobrabilidad mensual se ubicó a fines de mayo en el 66%.

De acuerdo al informe oficial, Cammesa debía haberles cobrado a las distribuidoras 22.744 millones de pesos por las transacciones correspondientes

a abril, que vencieron el 8 de junio, pero solo percibió 9.153 millones incluyendo

las cuotas de los planes de pagos de algunos morosos. Es decir, apenas el 40,24% del total.

Si se toma en cuenta solo la facturación del mes, sin el pago de las deudas atrasadas, la cobrabilidad a fines de mayo fue del 66%. La cifra marca una recuperación respecto del piso del 30% registrado en abril cuando la cuarentena con cierre de bancos incluidos pulverizó la cobrabilidad, pero igual el porcentaje es bajo si se toma en cuenta que en octubre del año pasado estaba en un 96%.



Los mayores deudores

Los agentes son separados en seis grupos de acuerdo al porcentaje abonado e

identificados con distintos colores que van del verde al rojo. Solo el 27,6% de los agentes pagó el 100% de lo que le correspondía y se encuentra en verde. El 15,8% desembolsó entre el 1% y el 99%, el 6,6% entre el 50% y el 74%, el 22,4%

entre el 25% y el 49%, el 7,9% apenas entre el 1% y el 24% y recibieron el color

naranja, mientras que el 19,7% de los agentes no desembolsó ni un peso y figuran en el grupo rojo.

En el grupo naranja, por ejemplo, está Edesur, que pago solo el 20% de su factura y EPE de Santa Fe, que pagó el 18%. Mientras que en el grupo rojo se destacan EPE de Córdoba, la misionera EMSA y EPEN de Neuquén, las cuales directamente dejaron de pagar por la energía eléctrica que consumen.

El ranking de morosos es encabezado por la santafesina EPE con 12.055 millones de pesos, cifra equivalente a 5,3 meses adeudados. Le sigue la misionera EMSA, de donde es oriundo el secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanziani, con 10.844 millones, equivalentes a 15,8 meses adeudados. El podio lo completan Edesur y Edenor con 9138 millones y 9057 millones, respectivamente.

La deuda de las dos grandes distribuidoras del AMBA no equivale ni a tres meses de consumo, pero por su escala apenas dejan de pagar parte de su factura rápidamente suben en el listado.

De hecho, la deuda del AMBA equivale al 18,6% del total del sistema, Santa Fe al 12,3%, Misiones al 11,1%, Chubut al 10%, el resto de la provincia de Buenos Aires el 8,9%, Mendoza el 8,1% y Chaco el 5,8%.

Perspectivas
En el sector dan por hecho que la situación seguirá siendo complicada en los próximos meses, porque el congelamiento tarifario con una inflación anual en torno al 40% significa una caída permanente de los ingresos reales.

A su vez, la continuidad de la cuarentena destinada a frenar la propagación del coronavirus afecta duramente la recaudación de las compañías. De hecho, muchas industrias y comercios que tuvieron que paralizar su actividad directamente dejaron de pagar, al igual que todos aquellos trabajadores que se encuentran sin ingresos.






 
 
 
 

redaccion@eschaco.com | direccion@eschaco.com
0362 - 15413281 / 0362 - 154647631
Copyright ©2013 | www.EsChaco.com
Todos los derechos reservados.